Ayudar a respirar salva vidas

Según un estudio que ha sido publicado por la Academia Estadounidense de Pediatría, en el momento del nacimiento ayudar a respirar al bebé recién nacido reduce en gran medida los riesgos de que se produzca la muerte neonatal. Mediante un apropiado sistema de técnicas para ayudar a los niños a que respiren correctamente después de nacer, se probaron estas técnicas en wholesale NBA jerseys una serie de centros hospitalarios que registraban un número alto de muertes tras el nacimiento con unos resultados bastante reveladores.

El sistema consiste en mantener caliente el pecho del niño y si es necesario aplicar una mascarilla para que la ventilación sea la correcta. Con este sistema se comprobó que hospitales de países en vías de desarrollo o subdesarrollados que mostraban unos índices altos de mortalidad infantil, como la India o Tanzania, el porcentaje de recién nacidos que perdían la vida se veía reducido drásticamente, Cleveland Browns jerseys alcanzando casi el cincuenta por ciento de reducción. Por lo tanto, el número de centros hospitalarios que incluyeron este sistema de prevención de muertes neonatales se incrementó y se formaron nuevos equipos especializados en  las técnicas de enseñanza de la respiración.

Estos experimentos han sido ampliamente demostrados, ya que se trata de dos pruebas independientes las que han llegado a la misma conclusión de manera paralela, por lo que los resultados obedecen a una manera clara de tratamientos que todos los equipos pueden implementar sin tener que invertir una cantidad grande de dinero, de hecho se puede decir que no cuesta nada, porque se trata de formar a los especialistas, algo que se puede hacer durante la formación de los nuevos médicos con un coste idéntico al que supone formarlos sin estos métodos. Esta es wholesale NFL jerseys la razón por la que los hospitales cheap jerseys con ingresos reducidos o 2015 en los países más pobres se han visto muy beneficiados, y sus ciudadanos así como los pequeños pacientes se benefician también de una manera asombrosa.

Esto muestra una vez más que en muchas ocasiones no se requiere gastar mucho dinero para conseguir una sanidad de calidad, y que solo siendo observadores y manteniendo unas costumbres saludables desde el comienzo de la gestación, el número de muertes se reduce mucho incluso en países cuya salubridad es realmente pobre. Aprender a respirar ha sido todo un adelanto en medicina, y estoy seguro de que hay otros muchos tipos de sistemas que tienen un coste mínimo o incluso ningún coste podrían reducir todavía de manera más drástica el número w4l3XzY3 de muertes, como el mantener salud tapados los envases en los que se conserva el agua para beber o evitar en la medida de lo posible que los mosquitos cheap jerseys y otros organismos entren en las casas e infecten los video enseres y los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *